Misión y Visión

¿Cuál es la misión de este blog?
La misión de este blog es crear un puente que te permita a ti, como empresario, conocer y entender, de manera sencilla, en una conversación amistosa y un tono informal, conceptos de marketing, publicidad, redes sociales y gestión de negocios, que muchas veces pueden resultar difíciles de trasladar de la teoría a la práctica, y aprovecharlos en su totalidad.

Hacer crecer un negocio, desarrollarlo, vender más y ganar más dinero, es un proceso que involucra muchas cosas. No solamente se trata de marketing digital y comercio electrónico, o de redes sociales o relaciones públicas, sino de una gran cantidad de áreas que debes tomar en cuenta a la hora de desarrollar tu actividad comercial, sea que vendes un producto u ofreces tus servicios profesionales.

¿Qué tiene que ver la cultura corporativa con el desempeño de un departamento comercial?, o ¿qué tiene que ver el cómo administras tu dinero con tu plan de marketing?, ¿o la gestión de personal con servicio al cliente?

¡Pues tienen que ver y mucho! Si te das cuenta, todas influyen, de manera directa o no, en el desarrollo de tu negocio. Para todas las preguntas que te puedas hacer acerca de estos temas, está este blog. Y si no encuentras una respuesta que te satisfaga, la podemos buscar juntos.

¿Cuál es mi visión?

¿Hacia donde va dirigido este blog?
Con el tiempo, quiero que este blog se convierta en un espacio de tu preferencia para conversar, compartir, dialogar y discutir temas relacionados con tu negocio, en donde consigas consejos oportunos de mi parte, o de las personas que colaboran conmigo y, sobre todo, podamos compartir los resultados de tu propia experiencia profesional.

Que sea un espacio para el aprendizaje y el desarrollo de todos, tuyo y mío.

A futuro, podrás encontrar aquí material en distintos formatos, libros recomendados, vídeos, y todo aquello que pueda ser nutritivo, de una manera u otra, para ti como empresario, emprendedor y profesional.

Según decía José Martí, el poeta cubano, “Todo hombre para ser completo debe sembrar un árbol, tener un hijo y escribir un libro”.

Pues ya yo me puedo sentir completo: he plantado muchos árboles en mi vida, tengo dos hijos, y ahora, este es mi “libro”, y es para ti.

¡Que lo disfrutes!