lunes, 19 de mayo de 2014

Visibilidad: ¿Conocías Esta Nueva Forma De Pago?

Visibilidad como forma de pago.
Seguramente sea por causa de la crisis económica que estamos viviendo, o quizás sea simplemente oportunismo por parte de algunas empresas que sencillamente no tienen un duro para invertir y lo están poniendo en práctica, pero me ha llamado mucho la atención el hecho de que he recibido últimamente propuestas para escribir artículos promocionando productos en mi blog a cambio de visibilidad.


Ni siquiera a cambio de poco dinero, sino a cambio de visibilidad, pura y dura.


Si señor, tal como lo estás leyendo. A cambio de visibilidad: Yo publico artículos en mi blog promocionando productos y servicios de la empresa, y ellos, a cambio, le dan visibilidad a mis artículos en sus plataformas digitales, por supuesto siempre con el agregado de tener miles de fans y seguidores que me van a ver, o que me van a hacer una entrevista a cambio de mi post, etc, etc.

Para mi es halagador que este espacio, que inicié hace ya casi tres años (sipe, el mes que viene está cumpliendo tres añitos ya) esté haciendo llegar mis artículos, mis opiniones y mis formas de ver las cosas a tanta gente interesante como tú, y como esas empresas que encuentran lo que escribo útil para la gestión de sus negocios, y que esa visibilidad genere el interés suficiente como para que me escriban ofreciéndome propuestas de negocio. Es muy halagador.

Pero lo que es realmente triste es que la forma de pago sea, sencillamente, visibilidad. No un pago mísero, simplemente visibilidad.

La visibilidad no sirve para pagar facturas.


Te dejo este extracto de un artículo publicado en www.latinmusicwire.com hace ya algún tiempo:

El otro día, la dueña de un bar de vinos me comentó que le gustaba mucho nuestra música y que le gustaría que tocáramos en su negocio. Me comentó que la paga era de $75 dólares la noche. ¡Hazme el favor! si $75 dólares es una miseria de dinero para una persona, imagínate $75 dólares para la banda completa.
Tiene que ser una broma, ¿No crees?. No, ella lo dijo en serio. Pero no termina ahí; ella luego nos informa que nosotros debemos traer mínimo 25 personas, sin ofrecernos un extra. Me hubiera reído si no fuera porque no es la primera vez que nos ofrecen una propuesta así por parte de los dueños de antros, bares, clubes y restaurantes.
 ¿Existen músicos haciendo ésto allá afuera? Desafortunadamente sí. Están tan desesperados por tocar, que harían cualquier cosa.
Pero pensemos esto por un segundo y volteemos las cartas por unos momentos. ¿Qué pasaría si le dijera a la dueña de ese bar que tengo una excelente banda y que vamos a tocar en mi casa? Que necesito alguien que provea vinos mientras nosotros tocamos. No le puedo pagar mucho, nada más $75 dólares, y ella debe traer 25 personas que estén dispuestas a pagar un cóver de $10 dólares.
¿No estaría ella mirándome como si fuera un loco?

Y ciertamente me verían como un loco si, cuando fuera al Mercadona a hacer mis compras, al llegar a la caja registradora y me dijeran que tengo que pagar 150 euros, le dijera yo al cajero: “Oye, que te voy a pagar escribiendo un post en mi blog acerca de lo bueno que son ustedes en Mercadona” o tal vez  algo como: “Oye, no tengo dinero para pagarte la factura, pero voy a traerte tres amigos que te van a comprar un montón.”

¿Qué crees tú que pasaría? ¿Qué harías tú si un cliente comprara tu producto más costoso y, cuando le exigieras el pago del mismo, te dijera: “No tengo dinero para pagarte, pero le voy a decir a mis amigos que vengan a conocer tu tienda”? ¿Qué le responderías?

Al pan, pan, y al vino, vino. Pongamos cada cosa en su santo lugar.


Primero que nada el tiempo y el conocimiento tienen un valor, y si tú quieres disfrutar del tiempo y el conocimiento de otra persona, tienes que pagar el valor que tiene, y eso se paga en dinero.

Si quieres un músico para que anime tus fiestas, tienes que pagarlo. Si quieres que un jardinero arregle el jardín de tu casa, tienes que pagarlo. Y así sucesivamente y en todas las cosas.


Para poder disfrutar de algo que te parece bueno, tienes que pagar el precio que tiene.


Sé que hay mucha gente trabajando de gratis por allí a cambio de conseguir un poco de experiencia dentro de su industria, lo cual es plenamente justificable, y también otros lo están haciendo para ganar un poco de visibilidad profesional con la esperanza de conseguir otros clientes.

Sin embargo, este último caso no es bueno, desde mi punto de vista, ni para tí ni para la persona que lo acepta.

Primero que nada, transmite claramente la imagen de que tu empresa no tiene dinero para pagar los servicios que contrata, y luego, para esa persona que lo acepta, ¿cómo logrará más adelante cobrar lo que realmente vale como profesional?

Es una reflexión personal que te invito a compartir. ¿Tú qué opinas?



Crédito fotografía: angelp / 123RF Stock Photo



Te gustará leer estos artículos
Carta Abierta de un Músico Profesional a los Dueños de Bares, Clubes, Antros y Restaurantes escrito por Koly Siller
Aficionado o Profesional de Andrés Pérez Ortega

Y otros artículos relacionados en este blog
“El Martillazo Es Gratis”: El Valor Real Del Conocimiento
Trabajar de Gratis: ¿Cuándo?,¿por qué?,¿por cuánto tiempo?




10 comentarios:

  1. Coincido y comparto tu opinión estimado Joel.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compañero, Francisco

      Gracias por tu visita y por compartir conmigo tu opinión. Nos estamos hablando que tenemos un montón de cosas que hacer.

      Saludos :-D

      Eliminar
  2. Hola Joel. No puedo estar más de acuerdo con tu reflexión y con tu opinión. Ciertos "trabajos" son un insulto a la inteligencia del trabajador. ¡Buen día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Holaaa, Joana!

      Pues ciertamente terminan siendo un insulto no solamente para la inteligencia, sino para la propia dignidad del trabajador, independientemente de sus capacidades y preparación.

      Que tengas un excelente día, Joana :-D

      Eliminar
  3. Totalmente de acuerdo Joel...yo agregaría un daño colateral que es el que se hace a la industria o sector en el que ese tipo de prácticas se dan...Convengamos que no es en todos los sectores que sucede. En el tema del marketing online es habitual y creo que por muy justificado que esté desde el punto de vista de quien accede a trabajar por menos de lo que vale su trabajo, el daño que se realiza a los otros no se está midiendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa es la parte lamentable de la historia, Gabriela

      No solo se mal acostumbra el empresario a tener acceso a mano de obra cualificada y gratuita para sus proyectos, sino que se baja el listón que establece la remuneración de dicha actividad profesional.

      ¿Si puedo contratar un community manager por 50 € al mes, por qué voy a contratar a uno que me cobre 300 €?

      Y podremos argumentarlo amplísimamente, pero mientras exista el que lo acepta, habrá el que lo ofrece.

      Besitos grandes, querida mía. Nos hablamos :-D

      Eliminar
  4. Totalmente de acuerdo, Joel, es deshonesto infravalorar de esa manera el trabajo ajeno; buscar el chollo es para outlets y rebajas de determinados productos en determinados momentos, pero no se puede trasladar a la actividad de un profesional. Quien propone este tipo de "acuerdos" no entiende nada, en qué consiste este trabajo, ni lo valora y por tanto no puede aportar nada, es un especulador. Una pizca de empatía, ponerse en el lugar del otro, como en los ejemplos que nos muestras, sería un gran ejercicio a practicar y hacernos reconsiderar este tipo de ofertas. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagínate tú, María Remedios, que recién me enteré ayer del caso de una amiga que trabajó durante todo el mes en el despacho de un médico y le pagaron solamente 190 €

      Si sacas la cuenta hacia atrás, 190 € equivalen a un poco más de 8 euros por día de trabajo. ¡Ocho euros!

      ¿Realmente vale la pena?¿Hacia dónde vamos con este tipo de tendencias en la relación laboral?

      Eliminar
  5. Muy interesante el artículo y muy esclarecedor, pues hay como una nube sobrevolando las cabezas de la gente que nos dedicamos al Social Media y al mundo blog difícil de explicar. Los que llevamos poco, queremos avanzar, y para avanzar tenemos que vendernos más baratos, por nuestra falta de experiencia. Pero no podemos permitir que nos timen. Veo ofertas de trabajo cada día, y cada día me asombro más de lo que veo. Claro está, sigo sin trabajo, pero creo que cada día me hago más profesional.
    Gracias por el post y nos vamos leyendo, Joel!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Mónica

      Me gustaría conversar contigo acerca de un par de cositas que mencionas en tu comentario que me llaman muchísimo la atención. Te escribo por privado.

      En cuanto a la necesidad de venderse barato cuando estás comenzando, creo que es una mezcla de necesidad y desesperación. Si queremos compararlo con una experiencia similar, podríamos hablar incluso de los noviazgos.

      ¿Dejarías que te besara cualquiera o solamente aquella persona que te resulta interesante, o que te atrae? Es algo parecido, aunque según los tiempos que corren pareciera que priva la necesidad por parte del que busca trabajo.

      De todas maneas conversamos :-D

      Eliminar