lunes, 18 de marzo de 2013

Marketing en Redes Sociales: Sin Un Objetivo No Puede Haber Un Plan.

Sin un objetivo, no hay plan.
Muchas veces te podrás encontrar en Internet información acerca del "cómo hacer las cosas", pero en pocas te encontrarás lo mismo acerca del "por qué hacer las cosas" y, como estrategia de negocios, es importante saber primero el "por qué" antes del "cómo".

Como siempre, me explico. Si tienes una página de empresa en Facebook, por ejemplo, y estás preocupado porque todavía no obtienes esos fabulosos resultados que muchos te prometen, o que simplemente te sorprendes de ver como a otros les va bien, pero tus esfuerzos todavía no rinden fruto, probablemente tu solución sea bien sencilla.

Un artículo que leí en Internet, hablaba de “Cinco Errores Fundamentales”, y enumeraban los siguientes:
  • No haber diseñado un plan.
  • Pensar que promocionar tu empresa en Facebook no cuesta dinero.
  • No darle a las personas que visitan tu página una razón para conectarse con tu empresa.
  • Enfocarse en las métricas erróneas o en ninguna.
  • Ser muy escandaloso o aburrido.

Si no sabes hacia dónde vas, no conoces el camino que debes tomar.

De todos los cinco errores mencionados, el más costoso es el de no haber diseñado un plan. ¿Por qué? Porque para diseñar un plan, lo primero que tienes que establecer es tu objetivo. En el artículo mencionan tres objetivos posibles: formar parte de una comunidad, hacer que la gente recuerde tu marca con más facilidad o simplemente ofrecer un canal de servicio al cliente.

Y aunque puedes escoger el objetivo que tu quieras, lo que es necesario destacar es que, una vez escogido el objetivo, te será mucho más sencillo crear las acciones necesarias para lograrlo.

Para que lo veas con más claridad te hago la siguiente pregunta: ¿Cómo puedes saber qué autovía tomar si no sabes hacia qué ciudad te diriges? Una vez que conoces la ciudad destino, entonces tus opciones de autovías se reducen a unas cuantas nada más.

Lo mismo pasa con tu esfuerzos de marketing en redes sociales: Si no estableces claramente tu (o tus) objetivo(s), no puedes tener un plan, porque el plan depende del objetivo.

Lo mismo aplica para todos tus esfuerzos de marketing online y offline.

Y aunque el artículo al que me refiero habla exclusivamente de Facebook, lo mismo aplica para todos tus esfuerzos de marketing, sean digitales o tradicionales. Es igual: si no estableces un objetivo concreto, lo que estarás realizando serán sencillamente acciones aisladas que no siguen un plan.

¿Cuál es el problema de las acciones aisladas? Que como no sabes cuál es el objetivo, pues nunca te enterarás si llegas o no. Como dice el dicho, “si no sabes hacia donde vas, cualquier camino te sirve”. 

En el ejemplo que te mostraba más arriba, si no sabes a cuál ciudad te diriges, pues vas a coger cualquier autovía y, rodarás, rodarás y rodarás por cientos de kilómetros sin llegar a ningún sitio, gastarás mucho combustible sin necesidad, derrocharás el dinero y, consecuentemente te cansarás, y pensarás que lo que has hecho ha sido en vano y que perdiste tu tiempo, si es que realmente te atreverías a salir en tu coche de esa manera.

Mucho se dice del “Cómo hacerlo”, pero poco acerca del “Para qué”.

Y la única forma de evitar que llegues a ese momento en que sientas que tu presencia en redes sociales es en vano, es que sepas claramente para qué lo haces.

Si se te hace difícil escoger un objetivo con claridad, toma estos tres como un punto de inicio:

  • Formar parte de una comunidad relacionada con tu industria.
  • Hacer que la gente recuerde tu marca con facilidad, compartiendo contenido que le resulte de interés.
  • Utiliza las redes sociales para ofrecerle a tus clientes un canal de servicio y atención para resolver problemas y aclarar dudas.

Una vez hayas hecho esto, el poner en marcha acciones concretas y medir los resultados de tus acciones te será mucho más sencillo y recuerda no cometer los cinco errores que te indiqué más arriba.

Si necesitas alguna ayuda, no dudes en contactarme.

Artículos relacionados: 
Social Media: De la Conversación a la Venta en 6 Sencillos Pasos.
Este artículo muy completo de mi compañero, Angel Soto
Social Media Plan (parte I)

Lectura Recomendada: 
5 Common Facebook Marketing Mistakes (And How To Avoid Them)

16 comentarios:

  1. Estrategia, estrategia, estrategia. No nos cansemos nunca de repetirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y es necesario, Marta, porque al final lo que se produce es una cantidad de acciones aisladas que no llevan a ningún sitio, y que si lo hacen, pues te llevan a cualquier sitio (bueno o malo) y no al que tu deseas.

      Las acciones, por muy pequeñas que sean, deben tener una justificación, más cuando se trata de negocios.

      Gracias como siempre por tu visita y comentario. Un beso grande :-D

      Eliminar
  2. Esta claro, si no sabes para que haces algo, si no tienes un objetivo claro ¿como vas a elaborar un plan y definir una estrategia?. Buen articulo Joel, nunca me canso de leerte y de aprender de ti. Buena tarde :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y muchos andan así, Joaquíncito

      ¡Quiero vender más! Si, eso está bien, pero cuánto, en cuánto tiempo, de qué manera, que producto, que canal... son tantas las cosas que los negocios toman a la ligera, que no en balde los resultados están lejos de ser lo que se espera.

      Un abrazo grande y un beso. Luego me paso por tu blog para molestarte un poco :-D

      Eliminar
  3. Parece muy sencillo pero a la hora de la verdad es cierto que hay gente que no sabe adonde va, o piensa que va a otro sitio, normalmente, mucho más alto de lo que en realidad puede llegar. Por eso es tan importante saber a donde se va y cómo llegar hasta allá, lo que nos va a costar y cuando llegaremos. Tener las cosas claras, si, pero fundamentadas. Gracias, Joel, por tus excelentes consejos. Me encanta conversar un poco. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me quedo con tu frase, María Remedios: "Tener las cosas claras, si, pero fundamentadas".

      Tantas cosas que hay que tomar en cuenta para desarrollar acciones orquestadas. Pero valga mi granito de arena con este artículo.

      Un beso grande y gracias por la visita :-D

      Eliminar
  4. Si no sabes hacia dónde vas, no conoces el camino que debes tomar. Sí señor ¡¡. En cualquier camino hay dos puntos esenciales, el de partida 'A' y el de llegada 'B'. Y entre ambos todo un camino que seguir.
    El punto de partida: quíen soy, cómo me ven mis clientes. El punto de llegada: cómo quiero que se me conozca, cómo quiero que me vean mis clientes (visión, mensaje, posicionamiento...) Y entre 'A' y 'B' el plan estratégico, qúe tengo que llevar a cabo -como bien dices Joel ¿Para qué?- para conseguir el objetivo estratégico que marca 'B'. Y la clave de de la estrategia para conseguir ese objetivo marcado está en el mensaje.
    Sin objetivo, no hay mensaje, no hay plan estratégico.
    Siempre encantada de leerte Joel ¡¡¡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo para llevarte la contraria: Si pueda haber mensaje, Cristina, pero será erróneo.

      Lo que no se dan cuenta muchas empresas es que, al elaborar un plan para alcanzar ciertos objetivos de una manera particular, se define con precisión cuál va a ser el mensaje, evitando esa situación tan incómoda en la que la marca envía mensajes que están fuera de tono, o que desdicen de la marca.

      Gracias por tu vista, Cristina. Como siempre un placer tenerte por aquí :-D

      Eliminar
  5. Sin un objetivo, solo das vueltas! Buen artículo Joel!! Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Esther, por tu visita y comentario.

      Como bien lo dices, sin objetivo, es simplemente hacer cosas por hacerlas, por sentirnos ocupados :-D

      Feliz miércoles!

      Eliminar
  6. Excelente artículo e interesantes comentarios. Cualquier emprendimiento debe empezar por dar respuesta a cuál es nuestra razón de ser y una vez lo tengamos definido deberemos definir nuestra visión, es decir, a dónde queremos ir y no tiene sentido el buscar cómo lo vamos a llevar a cabo sí antes no nos hemos preguntado qué es lo que hacemos bien y qué es lo que deseamos hacer. Por lo tanto, misión, visión, objetivos y plan de acción y siempre en este orden. ¡Qué gusto da leerte Joel, gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Maine!

      Siempre en ese orden. Para muchas empresas, es como el tema de la reputación, que solo se convierte en una prioridad cuando hay una crisis y nada más.

      Un beso grande, Maine. Gracias por la visita :-D

      Eliminar
  7. Excelente Joel, ¿como vamos a ir a ningún sitio, si no sabemos donde vamos?
    Gracias !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque te parezca mentira, hay gente que aún trata de hacerlo y luego se pregunta "¿Cómo es que no llegamos a ningún sitio?"

      Un abrazo, Reyes. Feliz tarde :-D

      Eliminar
  8. Me encanta el ejemplo de la autovía ;-) es como la vida misma :-) Ademas de marcarte el destino y elegir trayecto, también para llegar a él utilizas todas las herramientas necesarias que estén a tu alcance y te informas bien de todo lo que puede ocurrir durante el trayecto...y por mucho que tengas preparado el trayecto para alcanzar el objetivo a veces hay que modificar sobre la marcha ;-)
    Como siempre un excelente post Joel
    Enhorabuenaaaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Como la vida misma, Pilar!

      En todas las áreas de nuestra vida ocurre lo mismo: Decidimos ir hacia algún sitio (lograr algo) y hacia allí encaminamos nuestros esfuerzos y acciones.

      Algunas veces cuesta más que otras, pero el procedimiento sigue siendo el mismo: elijo y hago en consecuencia.

      Besitos, querida amiga. Más tarde me paso por tu blog, que lo tengo pendiente para escribirte :-D

      Eliminar