lunes, 11 de febrero de 2013

Popularidad e Influencia en Redes Sociales (Parte III): Crea Tu Propia Voz.

Debes crear tu propia voz.
Definitivamente el tema de la “influencia” en Redes Sociales genera mucha expectativa, tal vez sea porque ser influyentes es el objetivo de muchos y están aprovechando el impacto que crean las redes sociales para ganar una extraordinaria visibilidad y convertirse en personas populares, creyendo por ello que son “influyentes”, tal vez se trate de personas que quieren aportar realmente valor a otros.

Un comentario que hizo mi querido compañero Juan Urrios en una entrega anterior (vínculo al final) refleja la realidad que se esconde detrás de cada persona influyente, vale decir, detrás de toda persona que puede aportar valor y generar un cambio en la vida de otras, y que debe también ser la realidad detrás de nuestra presencia digital.

Lo copio con su permiso:

“Debemos tener nuestro propio criterio. No por influyente y responsable que sea alguien, tenemos ni debemos decir amén a todo lo que diga, ya que seríamos meros monos de repetición. Es evidente que cuanto más preparada esté una persona mayor será su nivel crítico...”

La importancia de crear tu propia voz.

El comentario de Juan menciona tres cosas fundamentales para que puedas desarrollar una personalidad propia, que sea tuya y no la copia de cualquier otro personaje de los que pululan por las redes sociales, que te identifique y que te permita dejar tu propia huella.

  • Debemos tener nuestro propio criterio: Dar paso a nuestras propias opiniones, pensamientos, reflexiones, criterios... Para tener una voz propio es necesario que tu voz te pertenezca, que sea tuya, y eso solamente será posible si esa voz surge únicamente, y naturalmente, de ti. No importa lo muy fuerte o muy suave que pueda ser, es tu voz, te pertenece y te identifica.
  • No te conviertas en un mero mono de repetición: Y no creo que haga falta agregarle nada. Compartir contenido solamente porque lo escribe alguien que tu consideras influyente, o porque el título te resultó atractivo y nada más, no es la mejor manera de construir tu propia voz. Lo que compartes, incluso el contenido que generas tu mismo, debe ser un reflejo de tus pensamientos, de lo que crees que está bien y que aportará valor a los demás. Compartir por compartir te convertirá en una antena repetidora y nada más. No aportarás nada y nadie escuchará tu voz, porque no la tendrás.
  • Cuanto más preparada esté una persona, mayor será su nivel crítico: Y es realmente este punto el que te ayudará a construir una voz fuerte y muy tuya: formarte continuamente, leer mucho, participar en grupos de debate y de discusión, preguntar lo que no sabes, indagar, buscar, tener siempre una sed de conocer cosas, de aprender más, de formarte en aquello por lo que sientes pasión. De esta manera, no solamente tendrás un nivel crítico lo suficientemente fuerte como para distinguir el grano de la paja, sino que podrás compartir, y generar, contenido realmente interesante, de valor, que le gustará a la gente que lo lee y que les ayudará a propiciar cambios en sus vidas y sus negocios.
Mientras preparaba este post, uno de los blogueros que leo con más regularidad y de quien comparto casi todo lo que publica y que te recomiendo leer, Andrés Pérez Ortega, especialista en Marca Personal, publicaba en su blog un artículo titulado “¿Eres una voz o un altavoz?” en el cual escribía la siguiente frase: “La Marca Personal es un instrumento que se basa en el desarrollo de las libertades individuales y yo creo profundamente en ello.”

Y justamente se trata de eso: ¡tu libertad individual! Tu voz debe ser un reflejo libre de quién tu eres, tanto profesional como personalmente, un reflejo honesto, sincero, sin maquillajes ni tapujos. Cualquier cosa que sea impuesta - bien sea para hacerte más popular o ganar más visibilidad - se notará en el tiempo.

Dicen que “primero se atrapa a un mentiroso que a un cojo”, y es algo que debes tomar en cuenta.

Que por encima de todo, brille tu voz, grande o pequeña, fuerte o suave, pero que sea ella la que le de vida a tu individualidad.


Artículos recomendado:
El artículo que te mencioné de Andrés Pérez: Te van a oír XVIII: ¿Eres una voz o un altavoz? a quién definitivamente te recomiendo leer.

Desde aquí puedes ir a las dos primeras partes de este post:
Popularidad e Influencia en Redes Sociales (Parte II): Escoge Lo Que Te Sirve y Lo Que No.
Popularidad e Influencia en Redes Sociales (Parte III): Crea Tu Propia Voz.

Artículo relacionado en este blog:
Popularidad e Influencia en Redes Sociales: ¿Conoces la diferencia?



19 comentarios:

  1. Además de iluminarnos el camino ;-) con esa bombilla y este post, para mi va a ser toda una declaración de intenciones :-) jaja
    Muchas gracias y mi enhorabuenaaaa
    Un Besazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pilarcita,

      Gracias por tu visita y por tu comentario. Espero siempre poder aportarles mi granito de arena para que sus proyectos salgan adelante.

      Un beso grande :-D

      Eliminar
  2. Querido Noel: Muy buena y completa la trilogía, poco mas queda por decir sobre éste tema de las redes sociales. Muchas gracias por tu mención y la inclusión de mi blog, se agradece que un colega de tu nivel se acuerde de uno. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muy buenos días, Juan!

      Imagínate tú que te puede decir un colega "de este nivel" que se quita el sombrero ante usted, un piloto de "ese nivel" con 3000 horas de vuelo!

      Estamos en esto para compartir y aportar lo que mejor podamos, y para mi es un enorme placer contarme entre los amigos de profesionales como tu, sobre todo por tu calidad humana.

      Un abrazo grande y a ver cuando te sientas conmigo a contarme de tus vuelos :-D

      Eliminar
  3. Cuando nos veamos en directo hablaremos de chascarrrillos aeronáuticos, alguno que otro hemos vivido a lo largo de esa apasionante afición. Gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que sí, Juan!

      Para la próxima, aparto 8 horas para que me cuentes historias de aviación, a FL 180 y viento de frente, para que las horas pasen bien lento :-)

      Un abrazo, capitán.

      Eliminar
  4. Querido amigo,

    No había tenido el placer de leer tu blog y acabo de entrar por la puerta de este post. Como dice el tío facebook, "Me Gusta". Directo y claro, algo que se agradece en el multisápido mundo del blog moderno.

    Un gran abrazo a la distancia, desde el rincón sur del mundo.

    ResponderEliminar
  5. Hola Joel, muy buen artìculo. Desde que estoy en el sector del marketing y los negocios online, una de las cosas que he aprendido es que no se puede seguir a todo el mundo. Es decir, leer enriquece, pero lo màs importante es buscar uno o dos gurùs y guiarse a travès de ellos pero siempre aplicando sus teorìas a nuestro propio negocio. De lo contrario corremos el riesgo de aprehender demasiada informaciòn y perdernos en el camino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Claudio!

      Gracias por tu visita y comentario. Casos de éxitos abundan en el mundo y de cada uno de ellos podemos aprender mucho para aplicarlo en nuestros negocios, incluso en nuestras propias vidas.

      Como tu bien lo dices, hay que evitar siempre la "infoxicación", que no nos lleva a ningún lado. La única forma de hacerlo es desarrollar y utilizar un criterio para saber de qué nos alimentamos y de que no.

      Un abrazo grande :-D

      Eliminar
  6. Es importante trabajar cada día para construirnos ese criterio propio del que hablas, Joel. Por desgracia, a menudo resulta más fácil dejarse llevar por los "influyentes" que atreverse a presentar una opinión original.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Marta!

      Lo único que no me gusta del "dejarnos llevar", es que podemos terminar en un sitio diferente de aquel al que queríamos ir en un principio, y eso no es bueno.

      Aunque a veces cuesta un poco, la opinión que nos sale de manera más genuina y que nos apasiona más, es aquella que nos representa a nosotros mismos.

      Cualquier otra cosa, siempre se puede sentir fingida. No en balde dicen "Aunque la mona se vista de seda, mona se queda", ¿no?

      Gracias por tu visita y tu comentario, Marta. Muy agradecido :-D

      Eliminar
  7. Antes que marcas somos personas, y cada uno somos únicos e irrepetibles. Esa es la marca que vale !!
    Gracias Joel por tu tiempo en deleitarnos con tus conocimientos.
    Un abrazo !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya que mencionas eso, Reyes, estoy escribiendo un artículo que se titula "¿Qué tiene que ver tu marca con una barbie?" y va del tema que tu mencionas.

      Una marca, antes que nada, es una persona, no al revés, y es allí donde se comete generalmente el primer error: querer crear algo que no es genuino, que está sobrepuesto en una realidad que le es diferente.

      Creo que hacerlo de esa manera es construir la casa sobre arena, y no sobre roca.

      Un beso grande y un abrazote :-D

      Eliminar
  8. Parece que todos nos pusimos de acuerdo o que mi subconsciente me incitó a continuar esta serie de "popularidad e influencias" mostrando mi opinión al respecto con el post de 40 cosas que he aprendido de mamá pato:

    http://jrequejo.com/cosas-que-deberias-saber/

    Entre Juan y tu, habéis hecho un magnífico post. Juan por darte los pilares y tu por construir con maestría este artículo.

    Enhorabuena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Joaquín, Joaquíncito!

      Un abrazo grande, desde por estos lados. La sinergía entre nosotros funciona así. Eso es lo maravilloso del conocimiento colectivo, este magnífico mundo que Internet ha creado para nosotros.

      Todos aprendemos de todos, y de cualquiera podemos recibir influencias tanto en una dirección como en otra.

      Feliz día... Ya me pasé por la casa de mamá pato y conversé con ella un rato :-D

      Eliminar
  9. ¡¡Muy interesante como siempre Joel!!
    Cada uno es como es y tiene que aprender a dar lo mejor de si mismo. No se por qué ese empeño de muchos en parecerse a alguien que en realidad está de moda en ese momento y en unos años ni nos parece bien...
    Un caluroso abrazo y Muxus!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Amaia!

      No sé si esa necesidad de copiar a otras personas sea sencillamente una manera de cubrir las propias carencias, pero definitivamente es un tema que se está haciendo evidente.

      Como bien tu lo dices, y como salta en todos los comentarios que otros compañeros han hecho en este tema, "cada uno es lo que es y tiene que aprender a dar lo mejor de si mismo".

      Todos tenemos la oportunidad de formarnos profundamente para cubrir nuestras carencias profesionales, todos tenemos la oportunidad de trabajar para desarrollarnos, pero debemos partir de la base de una propuesta fundamentalmente real, honesta y con bases sólidas en nosotros mismos, me parece.

      Gracias por tu visita, Amaia, y gracias por compartir conmigo tu opinión :-D

      Eliminar
  10. Núnca hay que perder la identidad. Cada uno de nosotros somos únicos e irrepetibles.!! Felicidades Joel!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias, Esther!

      Exactamente así: Únicos e irrepetibles. ¡Feliz fin de semana!

      Eliminar