lunes, 25 de febrero de 2013

¿Qué Tiene Que Ver Una Barbie™ Con Tu Marca Personal?

Tu Marca Personal.
Por muchos años, Barbie™ ha sido sinónimo de la belleza perfecta, de esa modelo de perfectas proporciones, a la cual se pretendía imitar en muchos casos con resultados espectaculares y en otros, no tanto. Como todo.

Muchas personas han invertido mucho dinero en la búsqueda de esa “belleza perfecta”, muchos concursos se realizan en todo el mundo para premiar y reconocer esa perfección, y también sabemos que muchas personas sufren y la pasan muy mal durante dicha búsqueda.

De la misma manera vemos como, en los entornos profesionales, muchos individuos se esfuerzan más por el "parecer" que por realmente "ser", copiando el estilo de vestir del personaje del momento, el corte de pelo, los gestos, e incluso las frases. Todo un desfile de pavos reales.

Y la búsqueda de esa perfección tan deseada, no es en sí misma una cosa mala, porque es una invitación permanente hacia el logro de algo que, en teoría, es una versión mejorada de nosotros mismos, pero ojo: debe ser de nosotros mismos, no de otra persona. Sin embargo, y como en todas las cosas en la vida, nada que se lleve a los extremos puede ser bueno. Y este caso, llevar esa búsqueda al extremo, copiando a otros o fingiendo ser lo que no se es, no es la excepción.

Y la pregunta con la que comienzo este artículo creo que se responde sola y tiene, (o debería tener), una sola respuesta: ¡No! Tu marca personal no tiene absolutamente nada que ver con una Barbie™, o por lo menos, no debería.

Una marca personal no debe ser una prisión en la que permanezcas encerrado.

Muy por el contrario, debe ser una expresión por encima de todo libre y coherente de tu verdadero yo, tanto profesional como personal, sin imposiciones de otros, sin “injertos”, sin maquillaje, porque, a fin de cuentas, todo eso va a notarse en algún momento. Recuerda que “aunque la mona se vista de seda, …”

Hace algún tiempo seguía una discusión acerca del cómo debía un profesional comportarse socialmente para no deteriorar su marca personal, y realmente me llamó la atención. Se trataba algo así como de recomendaciones a seguir durante eventos sociales para no cometer excesos que pudieran ponernos en entredicho o dañar nuestra reputación.

Y yo pensaba para mí: "Si vas a un evento social y no puedes resistirte a las ganas de beber alcohol excesivamente hasta perder el juicio, o consumir de manera irregular drogas, hablar a gritos o groseramente,  o cosas por el estilo, no es tu reputación o tu marca las que tienen el problema. El problema lo tienes tu y eso está claro como el agua." Por lo menos, ese era mi pensamiento.

Un verdadero profesional. Un profesional verdadero.

A fin de cuentas, no se puede tapar el sol con un dedo. Si eres un profesional, se va a notar; si te sabes comportar, también. Y creo que eso sería suficiente como para darnos toda la libertad y la confianza del mundo y poder expresarnos abiertamente.

  • Si eres un profesional verdadero, preparado y formado, y no uno que pretende serlo, entonces tu preparación, el dominio de tu área de trabajo, tus conocimientos y cómo los empleas, los términos que uses y lo que seas capaz de aportar, será auténtico, tendrá una base sólida (tu propia formación) y no tendrás nada de que preocuparte ni nada que fingir, excepto estar siempre dispuesto a aprender un poco (o mucho) más cada día. ¿No te parece graciosa la cara que pone una persona que está tratando de responder una pregunta cuando no tiene ni idea?
  • Si eres un verdadero profesional: Entonces tu actitud será profesional en todo momento, porque ser profesional es parte de ti  de tu naturaleza, y no tienes que copiarlo de nadie. Te vestirás adecuadamente, te manejarás adecuadamente delante de otros y muchas otras cosas que los verdaderos profesionales suelen hacer.

No permitas que por querer imitar a otros,o por querer pretender ser algo que no eres, tu marca personal se convierta en una jaula que te robe tu libertad, que te asfixie y que se lleve la paz de tu vida, ocultando tu verdadero y auténtico valor.

Por encima de todo, recuerda que eres único y tienes algo único que aportar, déjalo fluir con toda libertad. Allí encontrarás la verdadera pasión por aportar lo mejor de tí mismo.

Artículo de referencia: 
Know Thyself First, then Create Your Personal Brand

Artículo relacionado en este blog: 
Popularidad e Influencia en Redes Sociales: Escoge Lo Que Te Sirve y Lo Que No.
Libera Todo Tu Potencial: Atrévete a Soñar en Sólo 7 Minutos.


lunes, 18 de febrero de 2013

Gestión de Negocios: ¿Estás Compitiendo Con La Empresa Correcta?

A menos que a ti se te ocurra algo realmente único y exclusivo, que tengas un producto realmente innovador que nadie nunca haya fabricado antes, vas a tener competencia.

Sea cual sea el mercado en el que te introduzcas, si no tienes un producto realmente único, vas a tener competencia.

Y eso es normal. La competencia es sana y necesaria, porque obliga a las empresas a diferenciarse, a ofrecer valor, a mejorar sus productos continuamente, a tomar en cuenta las necesidades de sus clientes... bueno, por lo menos en condiciones normales así debería ser.

Un mercado sin competencia es un monopolio, y ya todos conocemos las consecuencias de un mercado monopólico.

Lo que realmente es importante cuando analices tu competencia, es que sepas escoger el competir con las empresas correctas.

¿Puedes competir con las grandes corporaciones?

Muchos empresarios, tal vez tu mismo, se quejan de la presencia en su área de grandes tiendas de cadena y franquicias, o incluso pequeños pero muy agresivos comerciantes, que venden a precios muy bajos. En ambos casos, lo que importa no es el comerciante como tal, sino la razón por la cual tu consideras que te están robando clientes.

Este tema tienes que comenzar a verlo haciéndote algunas preguntas: ¿Tiene tu empresa la capacidad financiera de pagar una nómina como la las grandes cadenas de tiendas?, ¿o para comprar grandes volúmenes de mercancía para negociar precios bajos con los proveedores?, ¿Puedes tu vender a los mismos precios súper reducidos que otros comerciantes?

Si no es así, ¿por qué entonces compites con ellos?

La importancia de escoger bien con quien compites.

Uno de los puntos más importantes que debes tomar en cuenta al montar tu negocio, es el analizar - y entender - adecuadamente quién es tu competencia, puesto que esto tendrá muchísima importancia para ti, al diseñar tus estrategias y acciones comerciales.

Si escoges un competidor más grande y fuerte que tu, probablemente te sirva de ejemplo a seguir pero te va a crear mucha frustración en el camino. Los grandes tienen generalmente un buen músculo financiero, recursos y gente que les permite actuar de una manera particular en el mercado. Y esto seguramente no está a tu alcance.

Por otra parte, escoger competidores más pequeños que tu, no te va a ayudar a crecer ni desarrollar tu negocio, porque no vas a tener que realizar ningún esfuerzo importante para superarlos o vender más que ellos.

Muy por el contrario, es esta la misma razón por la cual hagan que te  quedes estancado y no desarrolles tu negocio a su máximo potencial.

¿Que debes tomar en cuenta para escoger tu competencia?

En términos generales, debes tomar en cuenta los siguientes elementos:

  • El alcance de tu negocio: Según quieras (o puedas) vender tu producto a nivel local, regional, nacional o internacional, tus competidores variarán.
  • Tu política de precios: Si para que tu empresa gane dinero tienes que fijar un precio para tu producto que es superior al que otros ofrecen, pues descártalos como competencia desde el principio y concéntrate en competir con aquéllos cuyo precio es igual o superior al tuyo.
  • El tipo de producto que vendes: si tienes un producto que de alguna manera puedes considerar único (real y sinceramente único), aléjate entonces de los mercados generalistas y de precio bajo, y concéntrate en competir dentro de nichos de mercado específicos.
  • Tu "Propuesta Única de Ventas": Aquello que te hace diferente de los demás. Identifica empresas que tengan propuestas iguales o similares a la tuya, y compite con ellas, o tómalas como referencia.

Tener claro que estás compitiendo con las empresas adecuadas, te aliviará muchos dolores de cabeza, le permitirá a tu empresa competir sanamente, desarrollarse y experimentar la grata sensación de ir creciendo según sus propias capacidades.

Tómalo en cuenta cuando desarrolles tu plan de negocio o cuando, durante el camino, te des cuenta de que estás compitiendo contra quién no debes.

Artículo relacionado: Planificación Estratégica: La Diferencia entre Deseos y Metas.



lunes, 11 de febrero de 2013

Popularidad e Influencia en Redes Sociales (Parte III): Crea Tu Propia Voz.

Debes crear tu propia voz.
Definitivamente el tema de la “influencia” en Redes Sociales genera mucha expectativa, tal vez sea porque ser influyentes es el objetivo de muchos y están aprovechando el impacto que crean las redes sociales para ganar una extraordinaria visibilidad y convertirse en personas populares, creyendo por ello que son “influyentes”, tal vez se trate de personas que quieren aportar realmente valor a otros.

Un comentario que hizo mi querido compañero Juan Urrios en una entrega anterior (vínculo al final) refleja la realidad que se esconde detrás de cada persona influyente, vale decir, detrás de toda persona que puede aportar valor y generar un cambio en la vida de otras, y que debe también ser la realidad detrás de nuestra presencia digital.

Lo copio con su permiso:

“Debemos tener nuestro propio criterio. No por influyente y responsable que sea alguien, tenemos ni debemos decir amén a todo lo que diga, ya que seríamos meros monos de repetición. Es evidente que cuanto más preparada esté una persona mayor será su nivel crítico...”

La importancia de crear tu propia voz.

El comentario de Juan menciona tres cosas fundamentales para que puedas desarrollar una personalidad propia, que sea tuya y no la copia de cualquier otro personaje de los que pululan por las redes sociales, que te identifique y que te permita dejar tu propia huella.

  • Debemos tener nuestro propio criterio: Dar paso a nuestras propias opiniones, pensamientos, reflexiones, criterios... Para tener una voz propio es necesario que tu voz te pertenezca, que sea tuya, y eso solamente será posible si esa voz surge únicamente, y naturalmente, de ti. No importa lo muy fuerte o muy suave que pueda ser, es tu voz, te pertenece y te identifica.
  • No te conviertas en un mero mono de repetición: Y no creo que haga falta agregarle nada. Compartir contenido solamente porque lo escribe alguien que tu consideras influyente, o porque el título te resultó atractivo y nada más, no es la mejor manera de construir tu propia voz. Lo que compartes, incluso el contenido que generas tu mismo, debe ser un reflejo de tus pensamientos, de lo que crees que está bien y que aportará valor a los demás. Compartir por compartir te convertirá en una antena repetidora y nada más. No aportarás nada y nadie escuchará tu voz, porque no la tendrás.
  • Cuanto más preparada esté una persona, mayor será su nivel crítico: Y es realmente este punto el que te ayudará a construir una voz fuerte y muy tuya: formarte continuamente, leer mucho, participar en grupos de debate y de discusión, preguntar lo que no sabes, indagar, buscar, tener siempre una sed de conocer cosas, de aprender más, de formarte en aquello por lo que sientes pasión. De esta manera, no solamente tendrás un nivel crítico lo suficientemente fuerte como para distinguir el grano de la paja, sino que podrás compartir, y generar, contenido realmente interesante, de valor, que le gustará a la gente que lo lee y que les ayudará a propiciar cambios en sus vidas y sus negocios.
Mientras preparaba este post, uno de los blogueros que leo con más regularidad y de quien comparto casi todo lo que publica y que te recomiendo leer, Andrés Pérez Ortega, especialista en Marca Personal, publicaba en su blog un artículo titulado “¿Eres una voz o un altavoz?” en el cual escribía la siguiente frase: “La Marca Personal es un instrumento que se basa en el desarrollo de las libertades individuales y yo creo profundamente en ello.”

Y justamente se trata de eso: ¡tu libertad individual! Tu voz debe ser un reflejo libre de quién tu eres, tanto profesional como personalmente, un reflejo honesto, sincero, sin maquillajes ni tapujos. Cualquier cosa que sea impuesta - bien sea para hacerte más popular o ganar más visibilidad - se notará en el tiempo.

Dicen que “primero se atrapa a un mentiroso que a un cojo”, y es algo que debes tomar en cuenta.

Que por encima de todo, brille tu voz, grande o pequeña, fuerte o suave, pero que sea ella la que le de vida a tu individualidad.


Artículos recomendado:
El artículo que te mencioné de Andrés Pérez: Te van a oír XVIII: ¿Eres una voz o un altavoz? a quién definitivamente te recomiendo leer.

Desde aquí puedes ir a las dos primeras partes de este post:
Popularidad e Influencia en Redes Sociales (Parte II): Escoge Lo Que Te Sirve y Lo Que No.
Popularidad e Influencia en Redes Sociales (Parte III): Crea Tu Propia Voz.

Artículo relacionado en este blog:
Popularidad e Influencia en Redes Sociales: ¿Conoces la diferencia?



domingo, 10 de febrero de 2013

La Venta de Puerta Fría (Parte II): ¿Quiénes Van A Ser Tus Primeras Visitas?

La Venta de Puerta Fría (II).
Ok, tu producto está definido, tu material colateral está todo en orden, tienes claro cuánto vas a cobrar por tus servicios y hasta tuviste la oportunidad de hacer un formato en Excel para elaborar tus presupuestos.

Estás listo para irte a la calle entonces a buscar esos clientes que tanto deseas.

El siguiente paso es natural: Irte a la calle a hacer “puerta fría”, es decir, tocar la puerta de personas que no te conocen, hacerles una presentación de tus servicios y, eventualmente, lograr que te contraten.

¿Sabes que hay una forma de calentar esas “puertas frías”?

Si. La puerta fría puede hacerse de dos maneras: Lo que llaman puerta fría “pura y dura” que es, pues eso, tocar puertas de personas que no te conocen de nada, o ser un poquito más inteligente y aplicarle un poco de calor a las puertas para que no sean ni tan frías ni tan duras.

El cómo hacerlo es muy sencillo.

Comienza por tu red de contactos y amigos.

Durante tu vida profesional has acumulado una cantidad de contactos, amigos, familiares y relacionados con los cuales ya te une una incipiente (o muy buena) relación: ¿Qué tal si haces una lista y escribes en ella todas aquellas personas que están dentro de tu círculo de contactos ya existentes y que pudieran estar interesados en los servicios que vas a ofrecer?

¿Cuáles son las ventajas de hacer esta primera selección?

Pues la primera es obvia: Al existir una relación previa, el estrés de estar visitando a una persona que te es completamente desconocida desaparece, la puerta estará abierta para tí y ya la visita no será en frío polar.

¿Otra ventaja? Al ser una persona que te conoce, la presentación que hagas de tu producto podrá ser un poco más “informal”, ligera, podrás hacerla con más confianza y tu interlocutor podrá incluso darte recomendaciones para que lo hagas mejor, según el grado de confianza que te una con él.

Podría decirse incluso que estas visitas a tu red de contactos, te permitirá pulir tu presentación para que esté lista a la hora de que te vayas a parar enfrente de un completo desconocido.

Luego de mi lista de contactos, ¿cómo escoger prospectos para hacer más visitas?

Supón entonces que ya has agotado tu lista de contactos, has hecho unas cuantas visitas a personas que te conocían ya de antes y, eventualmente, has podido cerrar uno que otro negocio.

¿Qué haces ahora que tu lista de contactos se agotó? Es entonces el momento de crear una lista de prospectos nuevos a los cuáles visitar. Para ello son varias las cosas que debes tomar en cuenta para hacerlo de forma más efectiva:

  • Según pretendas ofrecer tus servicios a nivel internacional, nacional o local, tu lista de prospectos cambiará. Define esto con claridad para que utilices tu tiempo de manera efectiva. No tiene sentido, al principio, que te tengas que desplazar grandes distancias para hacer visitas de puerta fría, porque al final terminan resultando en un gasto innecesario de energía y de tiempo, a menos que sean contactos con mucho y verdadero potencial.
  • Según sea el servicio que vas a ofrecer, entonces puedes realizar búsquedas por Internet de negocios que sean de tu interés. Por ejemplo, si quieres ofrecer tus servicios como “Community Manager”, lo lógico sería comenzar por visitar empresas que ya tuvieran alguna presencia digital, una página en Facebook, por ejemplo, o una página web que tu puedas mejorar, una cuenta en Twitter para gestionar, y por el estilo. Al ya tener esta presencia digital, se "supone" que les será más fácil entender lo que les vas a ofrecer.
  • Puedes desarrollar incluso listas por industrias específicas. Por ejemplo, si te apasionan los aviones, como a mí, podrías hacer una lista de todas las compañías aéreas que te interesan y acercarte a ellas.

Una vez que hayas creado la lista de las personas a las que vas a visitar, lo más recomendable es hacer dos cosas:

  • Documentarte siempre que te sea posible acerca de las empresas que vas a visitar. Si has escogido empresas que tienen una página en Facebook o una cuenta de Twitter, por ejemplo, podrías comenzar por seguir sus publicaciones durante algunos días para saber de qué van. La idea es informarte acerca de tu futuro prospecto, de forma de que tengas alguna idea acerca de ellos a la hora de salir a la calle a realizar la visita.
  • Conseguir una persona contacto o un nombre de referencia: Este tal vez sea el más difícil de lograr, pero siempre vale la pena el esfuerzo. Ya no tiene sentido llegar a un local comercial o una empresa con la preguntita: “¿Podría hablar con el dueño del negocio, la persona que toma decisiones, el ‘big-kahuna’?”. Eso ya es anticuadísimo. Intenta conseguir un nombre, incluso de la asistente o la recepcionista, si es necesario. Siempre te resultará mucho más sencillo llegar a una tienda o empresa preguntando por alguien en particular, que hacerlo completamente en blanco.
Y ya a este punto, estás listo para continuar haciendo tus campañas de ventas de “puerta fría”, pero si te habrás dado cuenta, ya las puertas que estás tocando no son tan frías, ¿verdad?

Como te comenté en la primera entrega (vínculo al final), personalmente pienso que las ventas de puerta fría son una destreza comercial que deberías desarrollar si estás pensando lanzarte como profesional independiente , incluso, si quieres montar tu propio negocio.

Son habilidades que siempre resultan útiles, en muchos aspectos de la vida. ¿No te parece?

viernes, 8 de febrero de 2013

La Venta de Puerta Fría (Parte I): ¿Por Dónde Comenzar?

La Venta de Puerta Fría.
Una de las herramientas más potentes para desarrollar tu negocio o, mejor dicho, cualquier negocio, es la venta de puerta fría o “cold calling”, como se le llama en Inglés.

Se le dice “puerta fría” o “cold calling” porque sencillamente te estás dirigiendo a una persona que no te conoce, bien sea por teléfono, correo electrónico o, la forma más tradicional de todas, las visitas de puerta en puerta.

Yo la considero una herramienta excepcional porque te permite compensar la poca eficiencia que puede tener hoy en día, la publicidad como tal. Como siempre, me explico.

Supón que estás comenzando con tu nuevo negocio y para conseguir tus primeros clientes hiciste una campaña de volantes, colocaste algunos avisos en la prensa local, abriste tu página en facebook y has comenzado a seguir a algunas personas en twitter, pero, a pesar de tus esfuerzos, todavía nadie entra en tu negocio o te llama para contratar tus servicios.

¿Qué haces entonces para conseguir clientes fresquitos, nuevecitos?

La herramienta perfecta en esta situación, es la venta de “puerta fría”, es decir, salir a la calle a ofrecerle al mundo tus productos o servicios de manera directa, sin intermediarios, cara a cara. Es la mejor herramienta porque la controlas tú, y solamente tú eres responsable de sus resultados.

Y aunque pareciera una cosa tan sencilla como simplemente decir: “cojo una carpetica con algunas tarjetas de presentación, unos cuantos folletos muy lindos que recién imprimí y me voy a la calle a buscar clientes”, la “venta de puerta fría” lleva consigo un profundo proceso de planificación, si la quieres realizar de manera efectiva y de verdad, sacarle provecho.

La “venta de puerta fría”, como cualquier proceso de venta, tiene 3 etapas: Un antes, un durante y un después, es decir:

  1. Planificación.
  2. Ejecución.
  3. Seguimiento.

En este artículo de hoy, me voy a concentrar en el “antes”, o sea la planificación que se hace necesaria para asegurarte los mejores resultados, al salir a hacer “ventas de puerta fría”.

¿Cómo planificar entonces una campaña de ventas a puerta fría?

Voy a hablarte de la venta de servicios profesionales (bienes intangibles), el cual suele ser un tema un poquito más complicado que salir a vender un producto tangible.

Todo lo que te voy a decir ahora, debe estar hecho ANTES de que toques tu primera puerta, recuerda que “la primera impresión es la más importante” y que “nunca hay una segunda oportunidad para dar una primera buena impresión”.

Comenzamos entonces por el producto, que eres tú mismo.

Por encima de todo, tu producto debe estar  listo, por lo que las siguientes preguntas deben estar respondidas:
  • ¿Qué producto vas a ofrecer?¿Cuál va a ser la amplitud de tus servicios?¿Vas a ofrecerte como consultor o como “hacedor” de cosas?¿Vas a ofrecer un único servicio, vas a ofrecer varios? El producto debe estar claramente definido para que tu cliente potencial puede realmente identificarlo, sin dualidades ni falsas interpretaciones. Si el cliente no puede identificar tu producto con sencillez, le va a costar mucho esfuerzo darle un valor, y ese es un gran problema.
  • Define con claridad las necesidades a las cuales estás en capacidad de darles solución y cómo lo harías. Ten siempre presente que tu cliente no va a comprar tus servicios, sino tu capacidad para resolver sus problemas. Haz una lista de necesidades que tu cliente pueda tener, y desarrolla con claridad la solución que tendrías para cada una de ellas.
  • ¿Cuánto vas a cobrar por tus servicios?¿Vas a ofrecer tus servicios por un pago mensual fijo a cambio de una cantidad específica de horas?¿Vas a ofrecer tus servicios “empaquetados”?¿Vas a tener un contrato de duración mínima, es decir, una “permanencia”? Esta es la pregunta del millón de euros. Una propuesta de precios para tu servicios mal calculada, puede encasillarte desde el principio como un profesional “barato”, o demasiado caro, ¿cuál es el punto justo? Va a depender del siguiente punto...
  • ¿Has definido con claridad tu “propuesta única de venta”? Si no sabes que es, una “propuesta única de ventas” es aquello que va a diferenciarte del montón, del resto de profesionales que ofrecen los mismos servicios que tú. ¿Cuál es la tuya? Si no logras diferenciarte de los demás, va a ser difícil que puedas pedir por tus servicios más dinero del que piden otros.
  • Por supuesto, todos tus materiales colaterales, deben estar listos y deben reflejar la información que te indico arriba, con claridad. Es por ello que es tan importante el tema de la planificación. ¿Te imaginas mandar a imprimir tus folletos solamente para darte cuenta de que la propuesta impresa no refleja con exactitud lo que quieres ofrecer?¿O que una visita de ventas vaya bien y tu cliente se dirija a tu perfil en LinkedIn, o a tu página web, para conocer un poco más de ti, solo para encontrar que está incompleto o mal elaborado?¿Qué impresión crees que le causaría?

Definir tu producto, en este caso los servicios que vas a ofrecer, es de vital importancia para el éxito de tus visitas de puerta fría. Conoce lo que estás ofreciendo con detalle, para que estés en capacidad de responder todas las preguntas que tu cliente potencial te haga durante la visita de ventas.

El siguiente post, lo voy a dedicar al cómo definir quiénes van a ser tus primeras visitas.

Desde aquí puedes ir a la segunda parte de este post:
La Venta de Puerta Fría (Parte II): ¿Quiénes Van A Ser Tus Primeras Visitas?

Artículo relacionado:
Cómo hacer una venta exitosa: ¿Creamos necesidades o las descubrimos?



miércoles, 6 de febrero de 2013

“El Martillazo Es Gratis”: El Valor Real Del Conocimiento.

El Valor Real del Conocimiento.
Esta es la historia de un señor que tenía una empresa de transporte de carga marítima. Tenía dos barcos en su flota y con ellos, no se daba abasto para cubrir la gran demanda de sus servicios.

Todos los días recibían solicitudes para enviar mercancía a distintos países, unos más cerca, otros no tanto, y así iba la vida para este personaje. La historia cuenta que así pasaron los años y este señor continuaba manejando un negocio próspero, ganaba mucho dinero y seguía teniendo la confianza de sus clientes.

Cierta mañana, le llamaron para decirle que uno de sus barcos había dejado de funcionar. No podían ponerlo en marcha. Por alguna razón desconocida, los motores no encendían y ahora se producía un ruido sordo, pero muy persistente, que no se sabía de dónde provenía. Ninguno de los técnicos ni los ingenieros que trabajaban en la empresa, tenían idea de cual podría ser el problema.

Nuestro personaje estaba desesperado, angustiado, porque por cada minuto que el barco pasaba parado, él estaba dejando de ganar millones de euros y eso no le gustaba para nada.

Pasó un día y no podían encontrar en toda la ciudad, ni en ciudades cercanas, a un especialista que pudiera ayudarles a resolver su problema, hasta que, finalmente, un amigo suyo le llamó y le dijo:

“Llama a Mr. Peterson. Este es su teléfono. Tengo entendido que es un especialista en barcos como el tuyo. El único que hay por todos estos lados”

Por supuesto que la llamada se produjo de inmediato. Nuestro amigo llamó al Sr. Peterson, le explicó su problema. Peterson le dijo que podía ayudarle a resolverlo y acordaron entonces verse al día siguiente.

Cuando llegó a la empresa, el Sr. Peterson fue muy amablemente recibido por nuestro personaje, quién le explicó la angustia que sentía por todo lo que estaba pasando, por la ignorancia de sus empleados, por lo mucho que afectaba a su negocio el que el barco no estuviera funcionando, y sobre todo, por ese ruido extraño, sordo y atormentante que ahora se escuchaba en todo el barco.

El Sr. Peterson dedicó un par de horas a conversar con los ingenieros y técnicos de la empresa. Luego caminó por otras dos horas alrededor del barco. Un par de horas más por los pasillos internos. Auscultó las paredes de adentro. Las de afuera también, hasta que, finalmente, dijo:

“Voilá. Aquí está.” - sacó un pedazo de tiza de su bolsillo, hizo un círculo como de diez centímetros de diámetro en una de las paredes y dijo - “Aquí está el problema”

Todos se quedaron mudos ante tal situación. El Sr. Peterson sacó de su bolsa un martillo, se arremangó la camisa y, con toda su fuerza dio un duro y seco golpe justo en el centro del círculo que había dibujado, y le dijo al oficial del barco. “Pruebe a encender los motores ahora”

El ingeniero acudió a la sala de máquinas y, entre dudas y sorpresa aún, pulsó el botón para encender el barco y, para mayor sorpresa aún de todos, incluyendo el dueño de la empresa, el barco encendió sin problema y aquel ruido ensordecedor, que los había torturado por días, había desaparecido totalmente.

Todos gritaron de alegría, saltaron entusiasmados felicitándose mutuamente y alabando el trabajo que había hecho el señor Peterson. Nuestro personaje no se quedaba atrás en su alegría y, efusivamente, le agradecía al Sr. Peterson por haber resuelto tan extraño problema.

Mr. Peterson dijo entonces: “Deme un segundo para prepararle la factura por mis servicios” - cogió una libreta de facturas de su bolso y garrapateó por unos minutos hasta entregarla en manos de nuestro personaje, el dueño de la empresa.

Al verla, su rostro se puso pálido, los ojos se abrieron al igual que su boca y no pudo articular una palabra. Balbuceó:

“¿¿¿¿Qué????......¿¿¿Dos millones de euros????......¿¿¿¿Por un círculo de tiza y un martillazo???”

Mr. Peterson, que no había perdido su compostura, le respondió:

“El martillazo es gratis. Yo le cobro porque supe darlo en el sitio preciso para resolver su problema”

Moraleja de esta historia:

“No cobres solamente por tu tiempo. Cobra también por saber utilizarlo de manera efectiva para resolver los problemas de tu cliente”


Nota: Esta historia no es mía. La he escuchado cientos de veces en charlas y entrenamientos de ventas, y la he tenido como referencia siempre que se habla del valor del conocimiento.


Artículo relacionado: Trabajar de Gratis: ¿Cuándo?,¿por qué?,¿por cuánto tiempo?



lunes, 4 de febrero de 2013

Popularidad e Influencia en Redes Sociales: Escoge Lo Que Te Sirve y Lo Que No.

La Influencia en Redes Sociales.
Ser una persona influyente, independientemente del sector al que te dediques, conlleva consigo una gran responsabilidad, que crece a medida que crece el grado de influencia que dicha persona puede ejercer sobre otras.

La historia está llena de ejemplos de personas que han sido extraordinariamente influyentes y que han logrado crear verdaderas transformaciones a nivel social, científico, político, religioso y paremos de nombrar, porque nos quedamos cortos.

De allí la inmensa responsabilidad que puede tener una persona influyente, aunque de principio, ella no sepa qué tan lejos pueda llegar su influencia sobre los demás.

Estamos claros que una persona no se hace influyente de un día para otro, sino que es todo parte de un proceso en el cual la persona da a conocer sus opiniones y puntos de vista respecto a algo, y tales opiniones comienzan a ser aceptadas, a calar dentro de una audiencia, que día a día va creciendo y comienzan a tener a esta persona como un referente.

No todas las influencias son positivas, y está demostrado.

La historia también está plagada de ejemplos de personas que han utilizado su influencia sobre otras de manera destructiva, vergonzosa, altamente cuestionable. Guerras que no han debido ocurrir, persecuciones innecesarias, suicidios colectivos y tantas otras historias que no vale la pena siquiera mencionar.

Y es aquí donde quiero poner el énfasis de mi artículo de esta semana: “No todas las influencias son positivas” y no es solamente responsable la persona influyente, sino la persona que se deja influir también.

Antes que nada, volviendo al tema de la influencia en Redes Sociales, es importante que apliques mucho de sentido común a la hora de consumir y compartir el contenido que  generan aquellas personas que para ti son influyentes.

Hay autores que, por ejemplo, yo leo con regularidad absoluta y no me pierdo ninguna de sus entregas. Sin embargo, esto no implica que todo lo que yo leo, lo voy a compartir contigo, porque en algunos casos, no estoy de acuerdo con lo que proponen ni las ideas que plasman o, porque considero que el contenido en cuestión no aporta ningún valor interesante que valga lo suficiente como para ser compartido.

Es responsabilidad de cada uno distinguir la paja del grano.

Y es un tema en el que tienes que estar muy claro, si no quieres convertirte en uno de aquellos ratoncillos que seguían ciegamente al flautista rumbo al despeñadero. Uno de esos casos de fanatismo ciego que no distingue lo bueno de lo malo.

He escuchado a compañeros blogueros recomendar aplicaciones que te permiten compartir “absolutamente” y de manera automática, todo lo que se publica en sitios específicos, cosa que, en mi opinión personal, no debería ser.

Como cada vez que digo algo así, siempre te digo el porqué opino de esa manera, aquí continúo: ¿Qué pasaría si yo mañana publicara en este blog un artículo que atentara contra la moral y las buenas costumbres? Pues yo esperaría sinceramente que NO lo compartieras con nadie. Y no solamente eso, sino que me indicaras abiertamente tu desacuerdo y me dejaras conocer tu opinión, para poder aprender yo también de ella.

En este tema de la influencia estamos todos, porque todos, en distintos momentos y según el sector del cual estemos hablando, podemos pasar de ser influyentes a influidos y viceversa.

¿Qué debes hacer para dejarte influir solamente de una manera positiva?

Quiero compartir contigo la forma en que yo lo hago, para que tu escojas, de lo que yo te propongo, aquello que te sirve y deseches lo que no, y espero que te funcione bien, así como me funciona a mi:

  • Primero que nada, asegúrate de leer completamente todos los artículos que recibes de las personas que consideras tus “referentes” o personas que te influencian. Léelos desde la primera hasta la última línea.
  • De entrada, el contenido va a generar en ti un sentimiento que puede ser positivo o negativo. Según sea el caso, si es positivo, seguramente estás de acuerdo con la información planteada en el artículo y puedes guiarte por ella o incluso seguir las recomendaciones que te hace.
  • Si el sentimiento es negativo, compara el contenido que estás leyendo (o viendo) con la opinión de otros expertos de la misma industria y trata entonces de sacar tus propias conclusiones. Lo más importante van a ser las conclusiones que tú mismo puedas sacar.
  • Decide entonces, si el contenido vale o no para que compartirlo con otras personas.

Una vez hayas seguido estos sencillos pasos, podrás estar más tranquilo sabiendo que no te estás dejando influir a ciegas y que, por el contrario, el contenido que estás recibiendo está siendo realmente nutritivo para ti y para tu negocio, y por tanto, seguramente será igual para aquellas personas con quien tu lo compartas.

De esta manera, el verdadero valor de la web social se hará cada vez más poderoso generando una influencia positiva a través de los contenidos bien compartidos, y todas las personas, influyentes o no, nos haremos cada vez más conscientes de la importancia de compartir contenido de calidad, relevante y que aporte valor a la vida de los demás.

Porque, a fin de cuentas, si no lo hacemos por ello, ¿cuál es la razón que nos motiva a escribir un blog o una pieza de contenido para compartir?

Artículo relacionado: Popularidad e Influencia en Redes Sociales: ¿Conoces La Diferencia?




domingo, 3 de febrero de 2013

Nominados Para El "Liebster Award". Estos Son Los Que Yo Leo.



Una amiga muy querida, a quien tengo que agradecerle personalmente Reyes Ramón (@MReyesRamon), me ha nominado para participar en este reconocimiento a compañeros bloggeros que están comenzando, o los que consideramos que recibirían de buena gana un apoyo como este.

¡Gracias querida amiga, por pensar en este pequeño espacio!

¿Que es el premio Liebster Award?

"En breves palabras" - (y esto lo copio como lo redactó Reyes, que le quedó muy bien) -"es un premio nacido en el 2010, que aparte de reconocer el trabajo de los bloggers, consiste en crear una cadena para dar a conocer aquellos blogs que están dando sus primeros pasos."

Esta es una idea que comparto y que creo necesaria en un mundo donde lo principal, es relacionarnos y ayudarnos unos a otros. Tiene una mecánica muy sencilla, contestar 11 preguntas, nominar a 11 bloggers y hacerles 11 preguntas.

Así que ahora es mi turno de devolver el favor!
  1. ¿Por qué decidiste tener un blog y cuándo empezaste? Este espacio cumplirá dos años el próximo mes de Julio y lo empecé a escribir para tener un espacio donde conversar y compartir lo que he aprendido, y sigo aprendiendo, en mi vida profesional.
  2. ¿Qué te aporta tener un blog? Una gran satisfacción tanto personal como profesional. No sabía que me gustaba tanto escribir, y ahora que lo hago, espero nunca dejar de hacerlo.
  3. ¿De dónde nace la inspiración para escribir? De una combinación entre lo que sé, lo que vivo y lo que escriben otros profesionales de distintas áreas.
  4. ¿Quién es esa persona que te gustaría que entrara en el mundo de los bloggers? Yo animaría a que todas las personas compartieran con el mundo sus opiniones, pensamientos y pasiones.
  5. ¿Cómo planificas contenidos para tu blog? Leo mucho, mucho, mucho a otros bloggers y me organizo para ir escribiendo a medida que me siento inspirado, y programo un post semanal. Solamente si ocurre algo muy especial, rompo la secuencia y escribo material adicional.
  6. ¿WordPress o Blogger? ¿Por qué? Me decanté por Blogger, por su sencillez de uso.
  7. ¿Cuál es tu Red Social preferida y por qué? Twitter. Es muy dinámica. Es mi preferida, aunque no es la única que uso.
  8. ¿Tienes algún post que te gustaría escribir y por alguna razón no puedes? ¡Confiésalo!: No, todos los post que quiero escribir, los escribo, publico y comparto.
  9. ¿Respondes a los comentarios que dejan en tu blog? A todos y lo más pronto que puedo. La vida del blog está en los comentario de la gente que lo lee. Allí está el aprendizaje y la fuerza enriquecedora de este espacio.
  10. ¿PC o Mac? Aunque puede parecerles extraño, soy "PCtero" :-D
  11. ¿En los momentos off-line que te gusta hacer? Uy, un montón de cosas: Disfrutar con mi esposa e hijos, ver la tele, correr bicicleta, hacer ejercicios, descansar, y muchas otras cosas más.
Y ahora, y porque estoy convencido que el compartir y ayudarnos unos a los otros es la esencia de este nuevo mundo al que llamamos "Web Social o 2.0", les cuento los 11 blogs a quienes les concedo el premio "Liebster Award" son:

  1. Social Reyes, de mi querida amiga Reyes Ramón.
  2. El Diario de Un Sagitario, de mi compañero Joaquín Gómez Moreno.
  3. Rincones Olvidados, de una persona extraordinariamente energética, Pilar Pérez Baz
  4. IF3SocialMedia de mi querida y super entretenida amiga, Virginia Fermoselle.
  5. El Blog de Cromaidea, de Nicolás Ockier.
  6. AlterEGOSMM, de un gran compañero, Miguel Martín.
  7. Carmen Santo 2.0, de, pues bueno, el nombre lo dice muy bien, mi compañera Carmen Santo.
  8. Practifinanzas, para aprender a hacer algo útil del dinero, de mi amigo Mauricio Priego.
  9. Comunic@rte, de una compañera de mi provincia, Esther Maderuelo.
  10. Juan Urrios, de un compañero de estudios y aventuras, Juan Urrios.
  11. JRequejo Social Media, de un querido emprendedor, muy bien preparado, Joaquín Requejo.

Y me gustaría incluir otros tantos, de compañeros blogueros que están caminando con fuerza, pero las condiciones de esta colaboración dicen recomendar solamente once.

Para todos los no incluidos aquí, vaya mi saludo grande y un abrazo fraterno, con mis mejores deseos.

Y ahora, te toca a ti, incluido en esta entrega, de hacer lo mismo por tus compañeros, responder las preguntas y recomendarlos a través de tu espacio.

Saludos,


Joel Pinto