lunes, 27 de agosto de 2012

Responsabilidad Social Corporativa: ¿Comenzamos por el sitio correcto?

RSC: ¿Por dónde comenzar?
Pareciera que nos estamos acostumbrando a tomar como banderas muchas consignas que suenan bonitas a los oídos de todos, que nos hacen construir alrededor de nuestras empresas imágenes positivas, de buena aceptación social, pero que terminan siendo iniciativas incompletas, huecas al no convertirse en realidades que ponemos en práctica dentro de la empresa misma.

¿Por dónde debe comenzar todo cambio? Está claro que para que se produzca un cambio verdadero, tenemos que comenzar por desarrollar ese cambio en nosotros mismos.

Si hablamos de tu empresa, ocurre de la misma forma: Si quieres luchar por una sociedad más justa, más equitativa, debes comenzar por desarrollar dentro de tu propia empresa esa sociedad más justa y equitativa en la cuál quieres vivir. ¿O no?

Uno de los conceptos que se están utilizando ahora con mucha frecuencia, es el de la “Responsabilidad Social Corporativa” o RSC, para muchos. Comencemos por definir qué es RSC.

¿Qué es “Responsabilidad Social Corporativa”?

Según la Wikipedia, es:

“La responsabilidad social corporativa (RSC), (...), puede definirse como la contribución activa y voluntaria al mejoramiento social, económico y ambiental por parte de las empresas,(...) La responsabilidad social corporativa va más allá del cumplimiento de las leyes y las normas, dando por supuesto su respeto y su estricto cumplimiento. (...) Sería difícilmente comprensible que una empresa alegara actividades de RSC si no ha cumplido o no cumple con la legislación de referencia para su actividad.”

Si lo quieres ver más claramente, tu empresa tiene una responsabilidad con la sociedad, con el mundo, con sus clientes, empleados, proveedores, aliados y accionistas, por el simple hecho de estar realizando una actividad de carácter comercial.

Y dicha responsabilidad no está solamente en desarrollar un producto o servicio de excelente calidad. Eso está sobreentendido, o por lo menos, debería estarlo. Va mucho más allá, implicando incluso tu responsabilidad como empresa de aportar valor a tus clientes, impulsar la innovación y el cambio a todo nivel, y mucho más.

Pero mi pregunta es, ¿por qué se asocia la responsabilidad social de la empresa con actividades como el cuidado del medio ambiente, el desarrollo de programas de ayuda para fundaciones benéficas, y otras alternativas del mismo tipo, olvidándonos del primer área dentro del cual la empresa tiene una responsabilidad grandísima: sus propios empleados?

¿Por qué se asocia RSC con las acciones que tu empresa realiza hacia afuera?

¿No es acaso responsabilidad de tu empresa el crear para sus empleados un ambiente de trabajo adecuado y proveerles condiciones económicas decentes, dentro de las posibilidades económicas de la empresa? ¿No es esa un forma de generar mayor valor para la sociedad?

No debería tener mayor valor para una empresa el apoyar económicamente un programa para la protección de los delfines en algún país remoto, que proveer a sus empleados de condiciones laborales adecuadas, y digo adecuadas por no decir decentes, que suena un poco más fuerte.

No quiero decir que los programas benéficos no sean buenas ideas, en lo absoluto, pero tu responsabilidad social comienza en otro sitio.

Pareciera que la crisis ha generado el ambiente propicio para que muchas empresas olviden que su primera responsabilidad social la tienen hacia sus empleados, luego hacia sus clientes y después hacia la sociedad. A fin de cuentas, el funcionamiento de tu empresa va de la mano de los empleados que trabajan en ella.

En muchos casos, la crisis económica se ha convertido en una sencilla excusa para disminuir sueldos, aumentar horas de trabajo sin aumentar la paga, abrir oportunidades de “trabajo gratuito a cambio de experiencia”, e incluso llegar al colmo de cobrar a las personas para darles la oportunidad de trabajar, dejando de cumplir una responsabilidad fundamental.

No olvides que tu empresa depende de tu equipo de trabajo.

Y si esto lo tienes bien claro, entonces es sencillo entender de qué manera puedes comenzar a aportar un grandísimo valor a la sociedad. La primera forma es aportando valor a las personas que forman tu equipo de trabajo, a tus empleados, y eso lo logras creando para ellos un ambiente laboral que no solamente cumpla con la normativa legal vigente, respete los derechos humanos, sino que también le dé a cada persona el valor económico que su trabajo realmente vale.

Ten en cuenta incluso que haciendo esto, estás poniendo tu granito de arena para salir adelante en esta crisis económica que agobia a tantos, porque le estás permitiendo a tus empleados tener más dinero para comprar cosas y disfrutar de un mejor estilo de vida.

La Responsabilidad Social Corporativa no es solamente una frase que suena bien, sino un compromiso real y concreto de tu empresa con el entorno en el que se desenvuelve.

Trata de que la crisis no transforme tu empresa en un sitio donde se dicen cosas bonitas, pero que se hacen cosas que no podemos siquiera mencionar.

De esa manera, estarás realmente ayudando a crear una sociedad mejor, ¿no te parece?

Artículo relacionado: Trabajar de gratis, ¿cuando, porqué y por cuánto tiempo?
Si quieres leer un poco más acerca de "RSC", aquí te dejo un artículo interesante: Los 5 principios que rigen la RSC para el Observatorio de RSC




No hay comentarios:

Publicar un comentario