lunes, 30 de julio de 2012

Estrategia de Marca Personal: Un caso práctico.

Más que una foto, una sensación.
Uno de los retos más grandes que enfrentan las PYMES hoy en día es poder aplicar en la práctica lo que aprenden en la teoría, sobre todo en un entorno económico tan exigente como el actual.

Convertir en estrategias y acciones lo que dicen los libros, charlas, cursos y talleres que están disponibles en cámaras de comercio, asociaciones y en la propia web, supone a veces una ardua tarea, más para aquéllos que no cuentan con la asesoría correspondiente ni la preparación profesional adecuadas.

Uno de esos temas es el desarrollo de una marca personal.

Para nadie es un secreto la cantidad de profesionales de gran valía que se encuentran hoy en sus casas sin un empleo, realizando trabajos para los cuales están definitivamente sobre calificados profesionalmente (lo que se llama subempleo).

Muchas de estas personas han pasado muchos años de sus vidas trabajando para la misma empresa bajo la ilusión de un contrato fijo y se encuentran hoy ante la urgente necesidad de desarrollar una estrategia de marca personal para conseguir un trabajo y poder convertir en un argumento válido, toda la experiencia que han acumulado durante su vida profesional.

¿Cuál es el objetivo de una estrategia de marca personal?

Sabes que me gusta utilizar un lenguaje sencillo para hablar de estas cosas, para que me puedas entender sin problema y, por encima de todo, para que lo que compartimos acá pueda aplicarse en la práctica.

El objetivo de una estrategia de marca personal es identificar dentro de ti mismo que te hace diferente (o aquello con lo que quieres identificarte), convertirlo en una propuesta de valor que te haga destacar por encima de los demás profesionales de tu sector y que finalmente te convierta en la primera opción a la hora de conseguir un empleo o captar clientes si decidieras dedicarte al ejercicio libre de tu profesión.

Como siempre, un concepto que en teoría suena muy bien (¿a quién no le gustaría destacarse por encima de los demás y poder conseguir un trabajo donde sea valorado en la justa medida?) pero que resulta complicado llevar a su aplicación práctica.

Un caso práctico: Mi querida amiga Mónica Pérez.

¿Cuál es la mejor forma de aprender algo? Ponerlo en práctica. Hoy quiero compartir contigo un caso de estrategia de marca personal puesto en marcha con éxito. Se trata de Mónica Pérez, a quién conocí mientras realizábamos un curso online de “Community Management”.

Definir tu marca personal: Mónica es fotógrafo.

Simple, sencillo y concreto. Su marca no está en algún punto del camino, entre una cosa y otra. No. Su marca es muy simple. Mónica es fotógrafo. No es plomero, arquitecto o médico. Es fotógrafo.

Una marca personal debe estar claramente definida desde el principio. No puede ser ambigua, ni prestarse a segundas interpretaciones. En el caso de Mónica, cualquiera de las personas que hemos tenido el placer de conocerla y compartir con ella, sabemos que es fotógrafo.

Convertirlo en una propuesta de valor: pasión, personalidad y muchas cosas.

Y no solamente es un fotógrafo, sino un fotógrafo que, para mí, es diferente de los demás. En cada una de sus fotos, Mónica transmite la pasión que siente por lo que hace. Y eso es un valor fundamental a la hora de construir una marca personal: La pasión que sentimos por lo que hacemos! Cuando se hacen las cosas con pasión, es difícil hacer las cosas mal.

Mónica no es como aquellos fotógrafos que simplemente toman las fotografías para ganarse la vida. Nada de eso. A mi me resulta imposible pensar que ella haría una foto algún día sin poner lo mejor de sí misma en hacer una toma excelente.

Lo más difícil de una estrategia de marca es lograr esta diferenciación. Generar la propuesta de valor que te haga diferente. Muchos profesionales se convierten en uno más del montón justamente por no poder cruzar esa línea, la que los separa de los demás.

Y no solamente se trata de tu valía profesional, sino también de lo que eres como persona. De los valores que te motivan, de las cosas con las que te identifican. En una sola palabra, de tu integridad como persona, como individuo. Todo eso debe estar contenido dentro de tu propuesta de marca.

El objetivo de tu estrategia de marca: Convertirte en la opción de preferencia.

Si tienes una estrategia que no te permite alcanzar su objetivo específico, o bien la estrategia no es la adecuada, o el objetivo no es el adecuado para la estrategia que usas. No hay más.

En el caso que te comento hoy, yo estoy seguro de que le diré a Mónica cuando tenga que desarrollar un proyecto fotográfico, para que me lo haga. Ella se ha convertido para mi en una opción de preferencia por encima de otros que no han sabido diferenciarse de los demás.

Fíjate de qué manera tan sencilla, Mónica ha sabido desarrollar una propuesta de marca que le ha permitido, al menos para mí, convertirse en una opción de preferencia.

A muchos profesionales les ocurre que desarrollan sus propuestas de marca personal tomando como estrategia el “contrátame a mi en lugar de aquel” o “haz negocios conmigo en lugar de aquél otro”.

Personalmente pienso que una propuesta de marca debe ir un poquito más lejos y proponer algo como: “Si no me contratas a mí, tu te lo pierdes”. ¿No te parece?

Artículo relacionado: Publicidad: El poder de un testimonio.


¿Quieres conocer a mi amiga Mónica Perez?
Para conocerla en Facebook, haz click aquí
Y si quieres seguirle en Twitter, haz click aquí


12 comentarios:

  1. Muchísimas gracias por todas y cada una de las palabras que tan generosamente y con tanto cariño has usado para escribir tu post Joel. Sabes lo que significa para mí y te voy a estar eternamente agradecida por ello.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que no tienes que darlas, Mónica. El trabajo bien hecho hay que reconocerlo, y tú lo estás haciendo genial. De este lado, siempre cuenta con mi apoyo.

      Un abrazo grande y sigue deleitándonos con tu creatividad :-D

      Eliminar
  2. Joel, tu artículo me ha emocionado mucho. A parte de tu brillante manera de transmitirnos una interesante estrategia de marca personal, demuestras una gran humanidad presentando al mundo a nuestra maravillosa Mónica.
    Como tu bien dices el trabajo bien hecho hay que reconocerlo, pues bien, yo reconozco que Mónica y tu sois magníficos, grandes profesionales y aún mejor personas.
    ¡Un besazo a los dos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues Pilar, creo que se lo debemos todo a Mónica por demostrar que la sinceridad, la honestidad, la pasión y el profesionalismo pueden unirse en una misma persona.

      Un super beso grande y gracias por compartir :-)

      Eliminar
  3. Sinceramente, no tengo palabras para expresar lo que he sentido al leerte y al ver el ejemplo tan magnificamente elegido para ilustrar tu articulo, solo puedo decirte ... Espero que sepas hacia donde he mandado tu articulo. Enhorabuena. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues entonces nos veremos por allá, ¿no?

      Gracias por estar siempre allí XD

      Eliminar
  4. Hola Joel.
    Muy bien, muy bonito.
    Aún estando de acuerdo en lo que dices y cómo lo planteas, creo que queda lo más importante, lo más difícil por explicar.
    Estoy por encontrar,(para que este post no me recuerde a muchos otros que hablan exactamente de lo mismo) el que llegue al meollo de la cuestión, al epicentro del tema que se trata.
    Me explico.
    Cuando por ejemplo dices: "El objetivo de una estrategia de marca personal es identificar dentro de ti mismo que te hace diferente (o aquello con lo que quieres identificarte), convertirlo en una propuesta de valor que te haga destacar por encima de los demás profesionales de tu sector y que finalmente te convierta en la primera opción a la hora de conseguir un empleo o captar clientes si decidieras dedicarte al ejercicio libre de tu profesión.", me parece perfecto, pero la verdadera cuestión es ¿Y ésto cómo se hace?
    Así de sencillo.
    Todo lo demás es teoría. En muchos blogs, manuales, libros, etc, indican la misma idea con las mismas o con otras palabras, pero no encuentro quien diga cómo se hace realmente, porque lo de reflexión..., hay algo dentro de tí que es lo que más te gusta..., lo que más te llama la atención..., etc, etc, todo eso está muy bién, pero nada más.
    ¿Cómo se yo lo que más me gusta cuando no tengo predilección por algo en concreto, cómo se yo hasta qué punto hago bien mi trabajo, ¿en una escala dónde lo pongo?, cuando toda la vida te has dedicado a trabajar inconscientemente casi como un zombi?
    Sabemos que es diferenciación lo que hay que buscar. En el fondo los productos y servicios que de toda la vida más se han vendido, precisamente y salvo contadas excepciones, siempre siempre, han sido los que mejor se han diferenciado.
    Pero un producto es algo tangible y creado.
    Un servicio es un intangible y creado.
    Pero una persona es algo tangible que lo que vende es un intangible, que no ha sido creado bajo unas premisas y patrones, sino que hay que estudiarlo y analizarlo para ver su composición. Pero ¿cómo se hace ese análisis, esa medición?
    Creo que no todo el mundo es capaz de autoanalizarse correctamente, o siguiera autoanalizarse, porque no sabe/mos los pasos que hay que dar para poder hacerlo. Pensamiento éste que me lleva a considerar otra vez más ¿cómo se hace esto?.
    Te lo pregunto de otra manera (y ya es la última). Puesto que estas decisiones de y para una marca personal no son cosa para tomarlas a la ligera, he de entender que ¿antes de ponerme manos a la obra, debería primeramente consultar un especialista en psicología para que me pueda aclarar?

    Por otro lado he de decir y va para todos vosotros, que siempre me habéis dado mucha envidia, por supuesto sana, los que desde bien pronto teníais claro lo que queríais ser o hacer en vuestra vida.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Ppdream

      Tienes razón en lo que dices y gracias por hacérmelo ver. Falta lo más importante: ¿Cómo se hace esto?

      Sin ánimo de crear una "receta", creo que debes comenzar por decidir hacia donde quieres ir, tu objetivo. Algo como "quiero darme a conocer como un consultor capacitado para desarrollar tu negocio", por ejemplo. Mientras más específico, mejor.

      Ya luego tendrías que ver si estás preparado profesionalmente para ello y si realmente tienes las destrezas y capacidades necesarias para hacer un excelente trabajo, no solamente bueno, sino excelente. Este análisis te permitirá saber si realmente te estás planteando un objetivo adecuado o si por el contrario, te estás engañando a ti mism@

      Por último, definir tu voz, tu personalidad. No importa lo que digan los demás, si les gusta o no, tienes que encontrar tu identidad y darla a conocer, mostrarla al mundo y fortalecerla.

      Lamentablemente, cono buen lo dices, vamos por el mundo laboral como zombies, y en lugar de ser unos "profesionales desempeñando una labor" nos convertimos en "empleados de tal o cual empresa" y dejamos de tener una identidad propia para convertirnos en una identidad corporativa.

      ¿Cómo saber que es aquello en lo que puedes destacar? En mi caso, sé que me gusta esto del marketing y la publicidad porque puedo dedicarle horas y horas y más horas seguidas, sin aburrirme ni cansarme mentalmente. En tu caso, si se te hace difícil verlo con claridad, tal vez sería recomendable buscar asistencia de un especialista.

      Si quieres que lo sigamos conversando, escríbeme.

      Gracias por tu visita y comentario.

      Eliminar
  5. Y una de las cosas más importantes para parecer "profesional", es aprender a usar la ortografía. El uso del símbolo @, no sustituye la "a", ni tampoco la "o". Como en "te estás engañando a ti mism@". Asumo que quería decir "a ti mismo" o "a ti misma".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muy buenos días, Anónimo

      Lamentablemente, no pude encontrar el error que mencionas en el cuerpo de este artículo, por lo que supongo que te referías a otro blog, o a otro artículo en este blog.

      En todo caso, debo disentir contigo en lo que comentas por cuanto la comunicación, más allá de respetar las reglas de ortografía, debe tener un profundo elemento de empatía con la comunidad en la cual se produce, y ese es el sentido de escribir frases como : "saludos a tod@s", "me causó mucha risa LOL" y otras parecidas.

      No rompen ninguna regla ortográfica sino más bien, se circunscriben dentro de un código comunicacional diferente al que usamos tradicionalmente en la comunicación escrita, y que se ha producido como consecuencia natural de la interacción entre personas en entornos fundamentalmente digitales.

      De todas maneras, no solo es importante "parecer" profesional, sino realmente serlo.

      Un abrazo grande :-D

      Eliminar
  6. Nada mejor para podernos dar cuenta de cómo hacer algo que con un ejemplo de la vida real; además de dominar el concepto, les recomiendo checar estas estrategias para mejorar la marca personal, para complementar la lectura.
    Un saludo.

    ResponderEliminar