martes, 2 de agosto de 2011

¿Recuerdas cuando nos conocimos por primera vez?

Amor en las Redes Sociales.
¿Es un título muy sugerente, verdad?

Pues fíjate que no se trata de una historia de amor, ni vamos a hablar de una romántica velada... talvez la próxima vez.

En esta oportunidad, vamos a hablar de una pregunta que seguramente ha estado dándote vueltas en la cabeza, sobretodo últimamente, cuando todo el mundo habla de "establecer relaciones cercanas, honestas con tus clientes en las redes sociales."

Y un poco para aclarar el tema, quiero que pienses en aquéllos días en los que conociste, por primera vez, ¡a ese gran amor! Esperando que no haya sido hace mucho tiempo, tanto como para que no lo recuerdes ya, ¿qué te viene a la memoria?

Como no puedo leerte el pensamiento, pues te voy a contar cómo lo viví yo:
  • Me interesaba por todas las cosas que a ella le agradaban (de paso, ella es mi actual pareja), tanto que hasta le ayudaba a estudiar cuando tenía exámenes, aún cuando su profesión y la mía son completamente diferentes.
  • Trataba en todo momento de agradarle, de hacerle sonreir, de hacerle pasar un buen momento.
  • Nuestra conversación era casi siempre acerca de las cosas que a ella le gustaban, así logré enterarme de muchas cosas que luego hacíamos juntos.
  • Quería en todo momento ganarme su atención y, de alguna manera, meterla dentro de mi bolsillo (aunque al final creo que fue al revés).
  • Tenía para ella sorpresas con frecuencia, regalos no esperados, flores, y cosas por el estilo.
  • Cuando hablábamos por teléfono, pasaban horas y horas, y parecía que nunca íbamos a colgar.
  • Me acostumbré a pedirle disculpas y reconocer cuando me equivocaba. De esa manera, siempre ha habido buena voluntad entre nosotros.
Y creo que con esto es suficiente, y ya a este punto, debes haber captado el mensaje.

En tu estrategia de promoción en redes sociales, el objetivo es el mismo: Desarrollar con tus usuarios, clientes o prospectos una relación de amor, de fidelidad, de confianza, de honestidad; una relación a través de la cual puedas llegar a conocer a tu cliente de la misma manera:
  • Conocer las cosas que le interesan, para poder generar temas de conversación que sean relevantes para él. De hecho, si puedes incluso aportar cosas nuevas dentro del mismo tema, tanto mejor.
  • Tratar de que la pase bien, de que su experiencia como cliente tuyo sea siempre positiva, aún cuando en la realidad hayas podido cometer más de un error.
  • Trata de sorprenderlo y ganarte su confianza y fidelidad con premios, atenciones, regalos, consideraciones especiales, reconocimientos... ¡haciéndole ver que realmente es especial para tí!
  • Cuando tengas que hablar con él (por teléfono, por chat, o por Skype) no seas cortante ni vayas directo al grano, muestra tu amabilidad en todo momento. Total: te vas a demorar tan solo un par de minutos más!
  • Si cometes un error, reconócelo inmediatamente y no trates de endosarle la culpa. No hay nada más agradable que una persona que reconoce que se equivocó y corrige el entuerto.
En fin, como te puedes dar cuenta, tanto en la vida real como en las "redes sociales" los fundamentos de una relación duradera son los mismos.

¿Qué te parece?¿Te planteas las relaciones con tus clientes desde este punto de vista?¿Te las planteas de una manera diferente?

2 comentarios:

  1. El Amor y el Negocio...ja,ja,ja...¡Que bueno!
    ¿Me lo dejas copiar en mi blog?...gracias...
    Genial... :)

    ResponderEliminar
  2. Hola, Neo Corazón. Espero que estés muy bien. Gracias por tu comentario. Por supuesto que lo puedes copiar en tu blog, tan sólo recuerda mantener el vínculo a la entrada original para que tus visitantes puedan venir aquí si les place. Te subscribiste pare recibir las actualizaciones?

    ResponderEliminar