lunes, 11 de agosto de 2014

Seamos Congruentes: Prediquemos Con El Ejemplo

Bueno y dicen que se debe hacer lo que se predica, ¿no? por aquello de que debemos, por encima de todas las cosas ser personas congruentes, es decir, que nuestra vida sea una muestra fidedigna de lo que decimos y recomendamos a los demás.

En muchos de los artículos de este blog te he recomendado que mantengas, o trates de mantener, un equilibrio entre la vida profesional y la personal.

Te he dicho siempre que hay que trabajar muy duro para lograr las metas que te has propuesto, pero que igualmente tienes que conseguir tiempo para disfrutar la familia, tener un rato (o muchos) de ocio y sano entretenimiento, para hacer ejercicio físico y para desconectarte un poco del mundo digital que nos avasalla.

O mejor dicho, para conectarte con tu vida “off-line”, con ese entorno en el que vives y respiras cada segundo de tu vida, con las cosas que tocas, que hueles, que saboreas.

Y siendo que las cosas son de esta manera este post va a ser muy cortito y su único objetivo va a ser el de avisarte que voy a tomarme unas merecidas vacaciones, para disfrutar de mi esposa y mis hijos, de la familia, para ir a la playa con calma, tomar el sol, relajarme con los míos y disfrutarlos con intensidad.

Quiero tomarme estos días para conversar y disfrutar, para descansar y pasar tiempo en familia. En una palabra: para reconectarme con mi vida “offline”, recargar las baterías, reflexionar un poco acerca de todas las cosas que he hecho durante este tiempo y las que están por hacer, pensar, leer, descansar y para estar completamente listo y apunto para comenzar a escribir de nuevo en este blog a partir de la primera semana de septiembre.

Quiero desearte que tengas un excelente verano con tu familia y tus seres queridos. Que disfrutes y la pases súper fenomenalmente bien.

Hasta luego! Nos volvemos a leer la primera semana de septiembre.

¡Pásala súper y disfruta mucho!